X

Manténgase informado sobre HIF

Suscríbase a

Suscríbase a nuestro boletín electrónico para recibir información actualizada
(Opcional)
(Opcional)

Suscríbase al Newsletter

faq-bg

¿Qué son los e-combustibles?

Los combustibles basados en la electricidad, o e-Fuels, son combustibles limpios, neutros en carbono y de uso inmediato producidos a partir de energía renovable, hidrógeno verde y dióxido de carbono (CO₂) tomado de la atmósfera, o de una fuente industrial o biogénica. Los e-Fuels ofrecen soluciones de transporte y almacenamiento al reto de los recursos renovables intermitentes y remotos y un sistema de reciclaje para el dióxido de carbono (CO₂) de nuestra atmósfera.

¿Cuál es la compatibilidad de los e-combustibles con la tecnología de motores existente? ¿Por qué los e-combustibles se denominan "drop-in"?

Los e-combustibles son iguales que los combustibles convencionales que utilizamos hoy, pero más limpios y renovables. Son 100% compatibles con los motores y la infraestructura existentes (incluidas las tuberías que se utilizan para transportar combustibles líquidos). Los e-combustibles se consideran un combustible "drop-in", lo que significa que pueden ser utilizados por los motores y la infraestructura existentes sin necesidad de ninguna modificación en absoluto ... simplemente se pueden dejar caer a la derecha.

¿Qué modificaciones hay que hacer en los coches o las gasolineras para utilizar e-combustibles?

Ninguna. No se requieren modificaciones en los coches, aviones, barcos, camiones, oleoductos o estaciones de servicio existentes para utilizar e-combustibles.

¿Qué tipo de energía se utilizará para fabricar los e-combustibles?

Los e-Fuels toman la energía renovable y la utilizan para convertir el aire y el agua en combustible. La electricidad procedente de energías renovables se utilizará para producir hidrógeno verde separando una molécula de agua en oxígeno e hidrógeno, que, al combinarse con dióxido de carbono (CO₂), crea el líquido e-Fuels. La electricidad renovable puede producirse a partir de fuentes eólicas, solares o hidroeléctricas.

¿Cuál es la huella de carbono de los e-combustibles? ¿Por qué los e-combustibles son neutros en carbono?

Los e-Fuels se consideran neutros en carbono porque se fabrican a partir de energía renovable y dióxido de carbono reciclado (CO₂). Sin embargo, puede haber algunas emisiones derivadas del suministro de materias primas y del envío de productos que deban incluirse al considerar la huella de carbono del ciclo de vida de e-Fuels. Nuestros productos y procesos serán revisados cuidadosamente por consultores especializados en análisis del ciclo de vida para garantizar que cualquier emisión relevante se tenga en cuenta a la hora de determinar la puntuación final de intensidad de carbono (IC).

¿Cómo puede ser "neutro" si los coches emiten carbono al quemar el combustible?

Los e-combustibles se consideran neutros en carbono porque el carbono que se emite cuando se queman los e-combustibles ya estaba en la atmósfera o es residual de las industrias, y se recicla como parte del proceso de producción de los e-combustibles. Cuando la gente utiliza e-combustibles, el petróleo que de otro modo habrían utilizado se mantiene en el suelo, en lugar de ser quemado y liberar más carbono a la atmósfera.

¿Cuánta energía produce este combustible en comparación con los combustibles convencionales?

Los e-combustibles son químicamente equivalentes a la gasolina, el metanol o el combustible de aviación actuales. Tienen la misma producción energética que las fuentes de combustible actuales.

¿Cómo se compara el e-Fuel con el combustible convencional al que sustituye?

Los e-Fuels tienen el mismo rendimiento, son más limpios para el aire y tienen una menor intensidad de carbono en comparación con los combustibles convencionales. Los e-Fuels son químicamente equivalentes a la gasolina, el metanol o el combustible de aviación tradicionales, por lo que el rendimiento de los e-Fuels en los motores es idéntico al del combustible convencional. Como los e-Fuels se crean a partir de aire y agua limpios, no contienen impurezas, como azufre y otras partículas contaminantes, que pueden estar presentes en los combustibles fósiles. El carbono que crea energía en los e-Fuels procede del dióxido de carbono reciclado (CO₂) que ya está en nuestra atmósfera, en lugar de sacar carbono nuevo de la tierra como combustible fósil, por lo que la intensidad de carbono de los e-Fuels es muy baja o nula.

¿Se ve afectada la producción de e-combustibles por el viento y el sol disponibles?

Los e-combustibles son soluciones de transporte y almacenamiento al reto del suministro remoto e intermitente de recursos renovables. La producción de e-combustibles se verá afectada por la disponibilidad geográfica y horaria del viento y el sol; sin embargo, convertir el viento y el sol en combustible líquido permitirá transportar la energía a los centros de demanda utilizando la infraestructura existente a grandes distancias y almacenar la energía en forma líquida, que es estable, eficiente en volumen y no se degrada con el tiempo. Además, en las zonas donde la electricidad renovable puede interconectarse con una red existente, la intermitencia del viento y el sol puede equilibrarse con la red para mejorar la utilización de la capacidad de producción de e-combustibles para apoyar su competitividad.

¿Cuánto terreno se necesita para producir e-combustibles? ¿Qué impacto tiene una instalación de e-combustibles en el acceso y uso del suelo, así como en el paisaje natural de la zona?

Se necesitan aproximadamente 100 hectáreas (250 acres) para la producción de hidrógeno y las instalaciones de la planta química. Pretendemos conseguir entre 500 y 1.000 acres para cada emplazamiento comercial a fin de garantizar espacio para la construcción y las compensaciones. Nos esforzamos por ser buenos vecinos y pretendemos tener un emplazamiento visualmente agradable, que protegeremos con árboles u otros elementos si es necesario.

¿Cuáles son los subproductos/residuos/contaminantes de la producción de e-combustibles?

El principal subproducto de la producción de e-combustibles es el oxígeno puro, que puede liberarse a la atmósfera. Puede haber pequeñas cantidades de residuos y contaminantes eliminados del tratamiento del agua, que se permitirán y eliminarán adecuadamente.

¿Cuál es el beneficio medioambiental de los e-combustibles?

Los e-combustibles también crean un sistema de reciclaje para el dióxido de carbono que ya está en la atmósfera, proporcionando una manera de reutilizar la energía del carbono emitido por nuestros antepasados y la transición a una economía circular sostenible. Los e-combustibles proporcionan una solución de transporte y almacenamiento para llevar la energía renovable remota y no utilizada a los centros de población. Los e-combustibles son utilizados por la infraestructura existente, reduciendo la necesidad de nuevas construcciones fuera de las instalaciones de e-combustibles.

¿Son seguros los e-combustibles?

Los e-Combustibles son químicamente equivalentes a la gasolina (o al combustible para aviones o barcos, dependiendo de la aplicación propuesta). Al igual que los combustibles tradicionales, los e-Combustibles son sustancias tóxicas que pueden causar problemas de salud por inhalación o contacto físico. Por tanto, siempre que se sigan los protocolos habituales al manipular los e-Combustibles, el producto es seguro.

¿Cómo se transportarán los e-combustibles?

Los e-combustibles son químicamente equivalentes a los combustibles líquidos existentes, por lo que pueden transportarse por los métodos actuales (oleoductos, barcos o camiones) sin necesidad de modificaciones de ningún tipo.

¿Cuánto tardaremos en ver la producción masiva de e-combustibles? ¿Cuándo podré ponerlo en mi coche?

Los e-combustibles ya están en producción. La producción masiva de e-Fuels está prevista a partir de 2026.

¿Qué empresas participan en el proceso e-combustibles de HIF?

Hay una serie de grandes empresas mundiales que trabajan con el HIF para llevar los e-combustibles a consumidores y empresas de todo el mundo. Hasta la fecha, entre estas empresas se encuentran Bechtel, Siemens Energy, Porsche, Enel Green Power, Johnson Matthey, Exxon Mobil, Haldor Topsoe, Baker Hughes y Gasco, entre otras.

¿Cuánto cuestan los e-combustibles en comparación con los combustibles convencionales?

Los e-combustibles ya son competitivos con los combustibles fósiles en los mercados que tienen estructuras de tarificación del carbono. Hasta hace poco, el elevado coste de las energías renovables y de la captura de carbono hacía que los e-combustibles se considerasen una opción de descarbonización poco realista. Sin embargo, los costes de las energías renovables han caído entre un 70 y un 90% en la última década. Como resultado, las instalaciones de producción de e-combustibles a gran escala -situadas en zonas con los mejores recursos de energías renovables del mundo- pueden producir e-combustibles a precios competitivos. Se espera que el aumento de la capacidad de producción y la mayor eficiencia de los equipos a medida que se produzcan e-combustibles a gran escala reduzcan aún más los costes.

¿Están retrasando los e-combustibles nuestra transición global a los vehículos eléctricos?

Consideramos que los e-combustibles y los vehículos eléctricos son soluciones complementarias que trabajan juntas para minimizar los efectos del cambio climático y acelerar la transición hacia una economía descarbonizada. Tanto los vehículos eléctricos como los e-combustibles desempeñarán un papel importante en la consecución de una movilidad sostenible.

Si el mundo avanza hacia un sistema de transporte totalmente eléctrico, ¿por qué sigue siendo necesario producir e-combustibles a gran escala?

En la actualidad hay más de 1.500 millones de vehículos en circulación, y todos ellos seguirán necesitando gasolina -o un sustituto de la gasolina como los e-combustibles- en un futuro previsible. Además, actualmente no hay planes para electrificar los aviones y otros grandes vehículos de transporte; seguirán necesitando fuentes de combustible como los e-combustibles. En este sentido, la descarbonización de los vehículos existentes durante la transición a los vehículos eléctricos será fundamental para mitigar los efectos del cambio climático.